“Cualquiera que sea tu historia, bienvenido. Has emprendido un largo viaje hacia la honestidad sexual y la revelación personal. Puede ser un camino arduo, pero es el único modo de conseguir lo que deseas. En el decurso, te parecerá que hay un montón desalentadoramente grande de conocimientos que aprender; no te deseanimes. El Amo más perverso del mundo, la Dómina más imaginativa, empezaron igual que tú hoy: curiosos, excitados y algo inseguros.”
Pat Califia,
“SM. Los secretos del sadomasoquismo”

martes, 25 de octubre de 2016

De qué sí y de que no protege el condón. Y en qué porcentajes


Tomado de: http://elsyreyes.com/de-que-si-y-de-que-no-protege-el-condon-y-en-que-porcentajes/

Por mucho tiempo, campañas y hasta en los mismos empaques de los preservativos, se maneja que éste provee un 99% de protección contra embarazos e ITS. Lo cual, es falso.
Los rangos de protección del condón son los siguientes, de acuerdo a diversos estudios, entre ellos los de los Servicios de Salud de la Universidad de Columbia, organismos  colaboradores de ONUSIDA  y otros centros para el control y prevención de enfermedades.
Los porcentajes implican cálculos de riesgos y factores diversos.
Durante 1 año de uso típico del condón, entre 10 y 15 mujeres (de 100) sexualmente activas se embarazarán. O sea hay una falla del 10 al 15%
Durante 1 año de perfecto uso del condón sólo 2 a 3 mujeres de 100 sexualmente activas (2-3%) saldrán embarazadas. Que quede claro que USO PERFECTO refiere términos de colocación adecuada evitando rompimientos, deslizamientos del mismo; uso de lubricante y claro, la frecuencia estricta -o sea siempre: todos y cada uno de los encuentros sexuales sin importar que si hoy sí puedo porque me bajó hace unos días, u hoy me salgo antes de eyacular, y otras ‘licencias’ que las parejas se dan: la típica de penetrar unos minutos sin condón para colocárselo poco antes de eyacular, obvio no hay la misma protección porque ya hay espermatozoides en el líquido pre eyaculatorio.
Estamos hablando de un rango de entre el 85 y el 98% pero el modo de utilización es la clave. Hablando SÓLO de prevención del embarazo no planificado.
En cuanto a VIH, el uso perfecto y -muy importante- en este caso sea imperativo el uso de lubricante, en especial si hay prácticas de penetración vía recto o contacto del pene con el ano; el rango de protección es del 95 al 99%
Pero hay más, estas cifras de la Organización Mundial de la Salud, Centers for Disease Control y la FDA advierten de nuevo, que el 98% , incluso en parejas serodiscordantes (donde uno de los dos es VIH positivo), sólo se consigue con un uso concienzudo y disciplinado del preservativo combinado con lubricante con base de agua. El lubricante aumenta el rango  porque evita factores que puedan aminorar su efectividad; o sea potencializa al condón. Y reitero, siempre y cuando se use en todos y cada uno de los encuentros sexuales, haya o no eyaculación y haya o no penetración (es decir haya fricción o frotamiento genital).
El total promediado es del 87% de efectividad (OMS), entonces, ¿cuál 99%?
De ese modo también hay protección de un 90 a un 98% contra Hepatitis B, infecciones por clamidias, el virus herpes simple tipo 2 y la sífilis por vía sexual. Pero por ejemplo contra la gonorrea y la tricomoniasis, sólo protege  un 70% promedio; al menos es lo que estudios han observado debido a la prevalencia en personas que usan condón de manera frecuente y adecuada. En especial porque la sífilis, la gonorrea y  la tricomoniasis  se pueden transmitir por vía oral (ya sea que -por ejemplo- los chancros por sífilis estén en la boca, en el pene o en la vulva) así como por contacto de piel contra las lesiones o chancros.
Aunque el uso correcto y constante de los condones es esencialmente difícil de medir debido a que los estudios requieren observaciones de conductas privadas, varios estudios publicados han demostrado que la falta de medición adecuada de estos factores suele causar una subestimación de la eficacia de los condones. Eso sí, no podemos hablar de un 99% absoluto y para todos los casos.
Ahora de qué NO estamos protegidos pese al uso de condón. Y aquí comienza el escalofrío:  del Virus de Papiloma Humano (VPH), de más de 20 cepas de herpes, entre ellos el genital, de las ladillas o piojos genitales, de gonorrea, trcomoniasis y sífilis por contacto no genital y molusco genital. Esto por algo simple, el condón sólo cubrirá al pene y el interior de la vagina pero no al resto de la piel, perineo, vulva, ano. Incluso, de poner en contacto la piel con la de alguien que tenga verrugas o sea lesiones por VPH o chancros,  hay contagio.  O sea el condón no protege de ITS que pueden adquirirse piel con piel.
En cuanto al VPH que es realmente preocupante debido a la enorme prevalencia y aumento en la trasmisión hay dos teorías, la primera y más aceptada afirma que el escurrimiento de fluidos en las zonas perianales y de la vulva permiten el contagio. Puede o no haber verrugas por VPH pero el contacto de la piel con el fluido puede generar el contagio. O sea, una persona puede presentar lesiones por papiloma en el ano o el perineo y nunca haber sido penetrado o penetrada vía anal.
La otra teoría -la cual me tocó escuchar de manera personal por el citopatólogo mexicano Odón Prado,galardonado por la UNESCO por su trabajo respecto al VPH- advierte que el condón no impide el paso de este virus.ya que es tan pequeño que atraviesa el látex del preservativo. Del mismo modo, puede transmitirse por sexo oral, frotamiento genital y sexo anal. Aquí cabe el momento para hacer una aclaración sobre la advertencia de que el sexo oral puede provocar cáncer y que también se ha difundido de manera poco puntual. El sexo oral seguro no provoca cáncer pero sí puedes pescar alguna de las cepas de VPH que se transmitan por vía oral y que degeneren en cáncer de boca y garganta.
O sea, de manera puntual el condón no y no protege en un 99% ni de embarazos ni de ITS. Obviamente, y aquí lo interesante, es que sí disminuye sensiblemente el riesgo. Por lo tanto, más allá de sugerir que ese tipo de campañas sean retiradas, es imprescindible que se de la información de manera correcta. Con todos y cada uno de sus detalles. Pero sobre todo se insista constantemente en usarlo SIEMPRE. Y dejar más que claro que te protege de algunas ITS pero no de todas y que PUEDE evitar embarazos no planificados pero dependerá de su modo de  utilización y sobre todo de la frecuencia.
Porque, bueno, eso de cambiar la campaña por otra que sugiera la abstinencia o la espera para el debut sexual me parece poco útil. En primera porque la decisión de comenzar a tener vida sexual es multifactorial. Y aunque a los padres les pese, esa decisión no tendrá nada que ver con ellos. No, lo siento. Obedecerá a la historia de cada uno, a su vivencia erótica, emocional, de pareja, social, cultural y más. Y aunque está comprobado que un adolescente cuanta más información tiene  -así como un canal efectivo de comunicación sobre sexualidad con sus padres- suele esperar más para comenzar a tener vida sexual, no es regla. Y lo estamos viendo, según CONAPO y otras instancias, número más, números menos, la edad promedio de debut sexual está entre los 13 y los 15 años. ¿Creen que van a abstenerse? Lo dudo. Los adolescentes a nivel mundial actualmente están más solos que nunca (cosa que a los padres les arde escuchar). Como nunca antes las familias están desestabilizadas, hay una sensación casi generalizada de vació emocional y de falta de contacto afectivo-emocional. Es mucho más fácil que un joven sustituya esa necesidad por contacto erótico o sexual. Contacto emocional que sus padres no le dan por falta de tiempo debido a la crisis económica y lo mucho que tienen que trabajar, así como falta de interés o suposición de que un hijo está bien atendido siempre y cuando tenga la TV o el Internet para criarlo; y que son buenos padres sólo porque les dan de comer, los envían a la escuela y les dan ropita y hasta lujos. Esa soledad, esos vacíos existenciales con toda simplicidad se transfieren al sistema de recompensa que de manera casi inmediata se consigue a través de las caricias sexuales y del sexo. Especialmente en una etapa de tan ebullición hormonal. Así que esa sobre erotización de la que tanto se discute y discrepa no viene sólo del bombardeo mediático, viene de la raíz; de los solos que están dejando a los adolescentes. Autoestima en los suelos.
Por ello, y con esto termino, hay que dar información totalmente cierta pero sobre todo hay que dar herramientas. Y la más imprescindible es el CONDÓN.  Y debemos continuar aseverando una y otra vez que DEBEN usarlo. Perfecto, no cubre un 99% pero sí  disminuye enormemente el riesgo. Porque sin importar la edad cualquiera puede embarazarse sin desearlo y cualquiera puede contagiarse de alguna ITS, y nada tendrá que ver lo poco o mucho que tardó en comenzar a tener actividad sexual. Porque una sola vez basta. Con una.  Tengas 13, 25 o 45 años; hayas tenidos dos, 15 o 60 parejas sexuales.
Lo que debería preocuparnos realmente es que ¡NO se está utilizando! Actualmente en México, solo se utiliza entre el 2.5% y el 3% de los condones que se requerirían para prevenir el contagio de enfermedades de transmisión sexual, incluyendo el VIH.
Ni el embarazo no planificado,  ni el no uso del condón son prácticas exclusivas de las nuevas generaciones, son conductas repetidas, heredadas, constantes.

domingo, 23 de octubre de 2016

Bdsm y Pareja


Autor:  Fenix Dorado
Tomado de: http://www.bdsmrevista.com/2015/02/24/bdsm-y-pareja/

No hay fórmulas infalibles en cuanto a relaciones se refiere; el factor humano hace impredecibles los resultados.

En esta ocasión les hablaré de dos grandes vertientes.

PERSONAS CON UNA RELACIÓN.

– Dentro de este supuesto podemos encontrar: noviazgos, uniones libres, matrimonios.

Plantearé un escenario donde una de las partes de la pareja tiene inquietud o interés en realizar prácticas BDSM y la otra parte no tiene idea del gusto o inquietud de su pareja. ¿Qué hacer? ¿Cómo manejarlo?

Les presento un proceso que a mi juicio puede ayudarnos en la difícil tarea de incluir a nuestra pareja en los gustos que tenemos.

EL PROCESO:

1) Abrir horizontes: dependiendo del nivel de desarrollo de la sexualidad que se tenga actualmente, hay que abrir más opciones. Juguetes, películas, revistas, chats, material en internet, etc.; estas son herramientas que pueden ayudar a enriquecer la vida sexual.

2) Sondear: si ya estamos incluyendo elementos adicionales en nuestra relación, hay que observar las reacciones de la pareja; indagar qué material le gusta o le provoca, cuáles son sus sensaciones ante esos estímulos, ¿qué le gustaría probar?, ¿qué fantasías tiene?

3) Hablar claramente: llegará un punto en que es necesario hablar sin rodeos: “Me interesa esto, lo he hecho y quiero hacerlo de nuevo” o “Me llama la atención esto y quiero que lo probemos”. Tu pareja no necesariamente lo rechazará, ¡te puedes llevar una agradable sorpresa!

4) Analizar y evaluar: ¿qué queremos, cómo, hasta dónde, qué puede pasar? Y dar los tiempos necesarios de procesar y asimilar la situación. Hay que hablarlo una y otra vez, hasta que ambos estén seguros de querer dar el sieguiente paso.

5) Pactar: llegar a acuerdos de qué sí podemos permitirnos y qué no.

6) Respetar: un punto realmente medular. Si ya tenemos pactado lo que vamos hacer, debemos respetar esos acuerdos ya que son el pilar fundamental para seguir por buen camino.

7) Retroalimentar: platicar qué paso, qué sintieron, qué fue bien, qué fue mal, etc.

¿Qué hacer cuando el proceso falla? Pensemos en dos supuestos:

a) Ya le explique a mi pareja, ya se lo pedí, ya intenté de diversas formas convencerla, pero mi pareja no quiere probar.
b) Ya lo probamos varias veces, de diversas formas, y a mi pareja no le gustan estas prácticas.
Si ya se dio tiempo de asimilar las cosas, si ya se habló y negoció en diversas ocasiones, si ya todo falló, ¿qué queda por hacer?:

a) Ir por el mundo BDSM en forma individual pero con el conocimiento de tu pareja.
b) Ir por el mundo BDSM a espaldas de tu pareja, siempre consciente de las consecuencias que esto implica. Es la peor opción, pero la única cuando todo lo demás falla.
Menciono que la anterior es la peor opción porque podemos perder a nuestra pareja. Si alguien nos da todo aquello que necesitamos, nuestra relación de pareja estable puede romperse a largo plazo. Hay que tener muy claras las cosas y saber separar muy bien los sentimientos.

PERSONAS SOLTERAS

Solteras en el sentido de que son personas que no tienen un compromiso sentimental. En este caso, en el momento de tener una pareja, el proceso sería el mismo. Por lo que solo me enfocaré en ciertas reflexiones que la persona debería hacerse antes de buscar pareja.

a) Ponderar qué representa el BDSM para uno, ¿puedo vivir plenamente sin él o no? Y con base en eso definir qué tipo de pareja busco.
b) Definir ¿qué quiero, un amo o un novio que, además, cumpla las funciones de amo? Confundir esto es un error muy común sobre todo entre las sumisas. Engañarse a sí mismas diciendo que buscan amo, cuando en realidad están buscando un novio. No perder de vista que la relación más rica y con más matices es el noviazgo, por lo que debieran de concentrarse en encontrar novio y después iniciarlo en el BDSM. O si van a iniciar una relación con un amo, dejarle claro a él, que su intensión o aspiración es que llegue a ser su pareja sentimental.

miércoles, 12 de octubre de 2016

Ausencia sumisa (Poesía. Autor: Sr Manytu)

Gracias al Sr Manytu por compartir una poesía de su autoría.
Muchas gracias!!!


Ausencia sumisa

Si hoy tuviera que expresar un sentimiento
Sería la soledad y la angustia
La necesidad y el vacío
La presencia de un infinito sin fondo

La ausencia de tu alma sumisa 
Lejos de mis manos 
Lejos de mis caprichos más básicos
Alma que se moldea y modela como el barro

La belleza de tu entrega
Prisionera de mis lazos y hierros 
Grandiosa manifestación de humildad y de silencio 
Ante el castigo rápido de la fusta

Complemento inquebrantable de mis instintos
Continuación de mi cuerpo 
Donde terminan mis manos y comienza tu lienzo 
En el que escribo mis más profundos secretos 

Secretos que solo tu alma y la mía conocen
Aquellos que dejan un silbido en el aire
Un quejido ahogado, una exhalación obligada
Y un placer compartido

De mi autoría
Manytu

miércoles, 5 de octubre de 2016

Tutorial: Uso de Floggers Florentinos

Se le llama floggers florentinos  a dos floggers "gemelos", es decir, idénticos en  medida, formato y número de colas. 
El estilo de azote florentino se realiza moviendo las manos rítmicamente,  un flogger en cada mano del azotador. El término es un creativo anacronismo que refiere a un antiguo estilo de esgrima florentina, donde el luchador utiliza dos espadas, una en cada mano.
El giro de las muñecas, los movimientos y las técnicas están emparentados al arte circense de los malabares (poi, swing). La técnica a duo intensifica la sensación mediante la repetición. La intensidad debe aumentarse lentamente, calentando la zona para no producir una lesión.

Les dejamos un tutorial para que vean el manejo de los mismo. 


jueves, 11 de agosto de 2016

Shibari: Así practican el Bondage los japoneses

Tomado de: 

En los últimos meses hemos visto que los juegos de sumisión y dominación son una clara tendencia en el ámbito sexual. Hoy os hablaremos del Shibari, que es el arte japonés de la atadura erótica, digamos que un tipo de bondage oriental. Una práctica sexual destinada sólo a los amantes del sexo intenso.
Una de las principales diferencias del bondage es que en el Shibari japonés existe más posibilidad de movilización. Además, si en el bondage se utilizan cuerdas, gomas, telas, cadenas, esposas, cintas o grilletes para inmovilizar a una persona con el fin de lograr excitación sexual, en el Shibari generalmente se ata a la pareja con fibras naturales (yute o arroz).
Las sesiones, que pueden durar horas, tienen un enfoque visual muy importante, que busca la calidad estética del conjunto formado por los protagonistas implicados y la cuerda.
Como en la otra práctica, se trata de una relación entre sumiso y dominante donde es muy importante preestablecer unos límites claros. Siempre será una práctica sexual consensuada por las dos partes y que busca el placer, en ningún caso buscará la violencia o crueldad.
En el Shibari se sigue una técnica de atado organizada en tres pasos: primero se inmoviliza el tronco, seguidamente se atarán las nalgas y el vientre y, por último, todo el conjunto corporal. Las cuerdas suelen colocarse en las zonas erógenas de hombres y mujeres para así poder incrementar el clímax.
Se puede disfrutar del Shibari sin ser un experto en nudos, pero hay que atender al sentido común. No hay que atar al otro comprimiendo zonas como el tórax, cuello o abdomen ya que pueden afectar a la respiración y convertirse en un peligro. Siempre es recomendable tener unas tijeras a mano para utilizarlas en caso de necesitar cortar las cuerdas urgentemente.
Pensad que, si os estáis iniciando en esta práctica, hay toda una serie de asistentes posicionales creados a partir de distintos juegos de cintas o de refuerzos. Éstos permiten dejar el cuerpo en determinadas posturas gracias a la tensión sostenida de las cintas que se sitúan en lugares estratégicos de nuestra anatomía. Estos asistentes os ayudarán a introduciros en esta práctica de una manera más fácil y segura.

martes, 9 de agosto de 2016

Ciencia y BDSM

Sadomaso de muy buen rollo
Por: Javier Yanes

La ciencia ha absuelto ciertas prácticas sexuales que hasta hace poco tiempo se consideraban patológicas, pero la sociedad aún se resiste a aceptarlas.
      
Siempre nos habían contado que el porno era un instrumento vejatorio para la imagen de las mujeres, que las degradaba a la categoría de objetos. Al menos hasta que en agosto de 2015 un estudio de la Universidad de Ontario Occidental (Canadá) publicado en la revista The Journal of Sex Research llegó a una conclusión sorprendente: "Los usuarios de pornografía sostienen actitudes más igualitarias [de género] hacia las mujeres en puestos de poder, hacia las mujeres trabajadoras y el aborto, que los no usuarios".

El porno ya no es lo que era, si es que alguna vez lo fue. Desde que los sex shops pasaron de ser tugurios oscuros con ventanas opacas en los callejones de los barrios rojos a ocupar locales con amplios escaparates y decoración zen en los centros comerciales, las páginas web de pornografía siguieron un camino similar. Hoy son empresas normales de servicios, con departamentos de comunicación que difunden sus propios estudios estadísticos. Y éstos nos revelan que el panorama del porno ya no es el del cine Carretas que cantaba Sabina: según datos de 2015 de Pornhub.com, casi uno de cada cuatro usuarios de esta web de pornografía (24%) es una mujer. Y lo que ellas buscan con preferencia pasmará a muchos hombres: sobre todo sexo gay, tanto femenino como masculino.

Quizá más novedoso para algunos sea que los practicantes del sexo tenido por muchos como el más violento, el de cuero, látigos y cadenas, son en realidad muy diferentes al retrato estereotipado de la moralina hollywoodiense. Si uno se atiene a películas como Asesinato en 8 mm, Instinto básico o Nueve semanas y media, el BDSM (siglas en inglés de Bondage, Discipline/Dominance, Submission/Sadism, Masochism) "parecería a primera vista una práctica abusiva propia de sádicos sin corazón y víctimas con baja autoestima", resume a EL ESPAÑOL Sandra LaMorgese PhD, dominatrix, escritora, formadora y comunicadora, autora del recién publicado libro de memorias Switch: Time for a Change (Edge Play Publishing. aún no publicado en español), en el que cuenta cómo el BDSM cambió su vida. "Pero las apariencias suelen engañar, y con el BDSM esta confusión es especialmente profunda", insinúa LaMorgese.

Un ejemplo es el estudio publicado el pasado abril en la revista The Journal of Sex Research, donde se descubre que los practicantes del BDSM, acostumbrados a una cultura basada en normas de consentimiento mutuo, son más intolerantes que el resto de la población hacia la violación y la culpabilización de las víctimas de agresiones sexuales, así como hacia el llamado "sexismo benevolente" que niega la autonomía de las mujeres. Los investigadores destacan que "los resultados contradicen un estereotipo común del BDSM" que erróneamente representa esta actividad como "una salida aceptable para la agresión sexual contra las mujeres".

SALIR DE LA MAZMORRA

En los últimos años, el BDSM ha sido objeto de una transición que lo ha sacado de las mazmorras de la depravación moral para situarlo como una opción más dentro del amplio menú de diversiones, que no perversiones, sexuales. Sin duda ha contribuido a ello el fenómeno literario y cinematográfico de 50 sombras de Grey, del que se dice que llevó el sadomasoquismo a muchos hogares donde hasta entonces el único látigo era el de las películas de Indiana Jones. Pero sobre todo, y dado que ni los psiquiatras ni los jueces se guían por las películas o los libros de moda, lo que ha llevado el BDSM al territorio de la normalidad sexual ha sido el cese de su definición como patología mental.

Hasta 1987, el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM) de la Asociación Psiquiátrica Estadounidense, considerado en todo el mundo como la biblia de la psiquiatría, incluía las prácticas habituales del BDSM dentro de las "desviaciones sexuales". Sólo 14 años antes, en 1973, la homosexualidad había abandonado la lista de las enfermedades. En 1987 se introdujeron las parafilias como trastornos mentales, pero en 1994 se acotó este diagnóstico exclusivamente a los casos en que existía "sufrimiento o disfunción clínicamente significativos".

Por fin la quinta edición del DSM, publicada en 2013, distingue entre parafilia y trastorno parafílico. "La parafilia es una condición necesaria pero no suficiente para tener un trastorno parafílico, y una parafilia por sí misma no necesariamente justifica o requiere intervención clínica", dice el DSM-5. El diagnóstico de trastorno parafílico se reserva así para los casos en que existan "consecuencias negativas para el individuo o para otros", como ocurre con la pedofilia o el exhibicionismo, que "para su satisfacción conllevan acciones que, por su nocividad o daño potencial para otros, se clasifican como delitos".

Sin embargo, este cambio no llegó por sí solo. En la absolución psiquiátrica de las parafilias consensuadas entre adultos desempeñó un papel clave la tenaz campaña emprendida de 2008 a 2013 por la Coalición Nacional para la Libertad Sexual (NCSF), fundada en EEUU en 1997. "La gente venía a la NCSF en busca de ayuda porque estaban sufriendo discriminación por los profesionales de la salud mental debido a la errónea creencia de que, por ser kinky [término referido a los practicantes del BDSM], eran enfermos mentales", explica a EL ESPAÑOL la fundadora y portavoz de la NCSF, Susan Wright. Simplemente por practicar sado, vestirse de mujer (los hombres) o confesarse fetichistas de pies, muchas personas "estaban perdiendo la custodia de sus hijos y sus empleos", señala Wright. Una encuesta de la NCSF determinó que el 37% de los kinky eran víctimas de acoso o violencia.

"El cambio en el DSM-5 ha tenido un impacto drástico en los niveles de discriminación hacia la gente kinky", dice Wright. Los datos son contundentes: en 2009, 132 personas perdieron la custodia de sus hijos por este motivo; en 2015, sólo 19. "La misma semana en que se publicaron los cambios, sometimos los nuevos criterios en un caso de custodia, y el juez reprendió al trabajador social por no estar al tanto de la ciencia actual", cuenta Wright. La portavoz añade que el número de personas que acuden a la NCSF en busca de ayuda se ha reducido a la tercera parte desde antes del DSM-5.

EL NUEVO YOGA

Una buena muestra de cómo viven su sexualidad las personas kinky se refleja en el último estudio sobre la materia, publicado este mes en The Journal of Sexual Medicine. Un equipo de investigadores de EEUU ha entrevistado a 935 practicantes de BDSM, llegando a la conclusión de que en la inmensa mayoría de ellos esta actividad cumple los criterios del ocio recreativo: en torno al 90% de los encuestados liga su actividad con un sentimiento de libertad personal, sentido de la aventura, relajación, reducción del estrés y autoexploración. Para el 96% el BDSM es fuente de emociones positivas, y más del 98% disfruta de una experiencia placentera.

Todo esto quizá resulte chocante para una actividad que suele incluir azotes y latigazos como parte de sus prácticas. Pero es que estudios como éste dejan en evidencia que no se trata de violencia: "La participación en BDSM no está motivada por tendencias violentas, aunque a menudo se retrate así en los medios", expone a EL ESPAÑOL el director del estudio, el sociólogo D. J. Williams, de la Universidad Estatal de Idaho y el Centro para la Sexualidad Positiva de Los Ángeles. "El BDSM puede aportar importantes beneficios psicológicos que son consistentes con la participación en actividades de ocio". "No hay nada inherentemente patológico en ello", subraya Williams.

"De hecho, la práctica del BDSM implica confianza, compasión, amor, aceptación y rendición del control por el bien de la propia salud emocional", apunta LaMorgese. La autora sugiere que las botas altas de tacón de aguja y el cuero, instrumentos que ella emplea a menudo, son sólo la superficie: "Lo que una dominatrix facilita es un intercambio de poder y energía sexual; lo importante es cómo hago que mi cliente se sienta". Y este sentimiento, añade, es el de un espacio físico, mental y emocional alejado de la realidad cotidiana. A la creación de este subespacio contribuye también el escenario, ya sea el cuarto de juegos o la mazmorra. Mézclese todo ello, y el resultado es... ¡bum! "Es como una realidad alterada, similar a lo que consigues a través de la meditación", describe la Dominatrix.

Más allá de la experiencia subjetiva, la descripción de LaMorgese viene también avalada por ciencia. Estudios llevados a cabo por un grupo de la Universidad del Norte de Illinois especializado en la ciencia del BDSM muestran que, de acuerdo a los tests cognitivos y los cuestionarios, estas prácticas provocan estados alterados de consciencia que varían con el rol: la parte dominante (generalmente top, en el argot BDSM) experimenta lo que en psicología se conoce como un estado de flujo, caracterizado por una intensa atención, mientras que la sumisa (en general, bottom) entra en lo que se denomina hipofrontalidad transitoria, equiparada a la clásica euforia del corredor y habitualmente asociada a la meditación.

Aunque estos últimos muestran un aumento del cortisol, la principal hormona del estrés, curiosamente se describen como menos estresados, algo que los investigadores asocian con un descenso del riego sanguíneo en la parte ejecutiva del cerebro, la corteza prefrontal. Por todo ello, algunos practicantes del BDSM llegan a definirlo como el nuevo yoga. "La mayoría de mis clientes dicen que, cuando termina una sesión, sienten una sensación de euforia o un éxtasis cálido", dice LaMorgese. "Psicológicamente, esta actividad puede ser muy curativa; muchos de los sumisos han vivido con deseos sexuales que sentían como vergonzosos, y la práctica del BDSM les permite explorar sus fantasías sin miedo a la vergüenza o a ser juzgados". Para la Dominatrix, este afortunado encuentro entre ciencia y sado continuará descubriendo beneficios que "sólo mejorarán la actitud científica hacia el BDSM".

ELIMINAR EL ESTIGMA

Sin embargo y a pesar de la ciencia, del DSM-5, de las 50 sombras o incluso de los vídeos de Madonna, a la sociedad aún le queda camino por recorrer: "El BDSM está saliendo a la luz, pero el estigma todavía permanece intacto", advierte a EL ESPAÑOL la terapeuta y comunicadora de la salud Tanya Bezreh, directora de un estudio publicado en la revista American Journal of Sexuality Education sobre la estigmatización de quienes deciden hacer público su interés en el BDSM. El estudio de Bezreh reveló que la mayoría de los encuestados comenzaron a sentir su inclinación kinky hacia los 15 años, sufriendo a menudo una fase de ansiedad y vergüenza. Aunque en la edad adulta la divulgación de su opción sexual es imprescindible para iniciar una relación, la decisión sobre hablar abiertamente de ello en otros contextos varía, ya que continúan temiendo el rechazo social.

Una parte del camino hacia la eliminación de este rechazo pasa por los profesionales. Según Williams, muchos médicos aún tienen que actualizarse: "Se requiere más formación entre los clínicos sobre BDSM y prácticas relacionadas, porque todavía persisten ideas antiguas que son contrarias a lo que dice la investigación". Bezreh añade la necesidad de una mejor educación sexual: "Hay que enseñar a la gente sobre la variación y la diferencia; el mapa sexual de cada uno es diferente". Otro factor es la cultura popular, aunque para Bezreh debería abordarse el lado humano de las personas kinky, algo que aún falta: "En general sólo se retratan las partes sexy; necesitamos más historias con personajes que practiquen BDSM y donde se vea todo lo que va asociado a ello, como el miedo a que su jefe lo descubra, por ejemplo".

Por último, está la salida del armario. Sólo en eventos específicos donde se reivindica la visibilidad sexual, como en los festivales del orgullo LGTB, lo kinky se exhibe más abiertamente. Pero Bezreh comprende que los practicantes del BDSM no se atrevan a confesarlo sin tapujos; "todavía hay un riesgo real de estigma". El pasado febrero, el aclamado compositor austríaco George Friedrich Haas hacía pública en el diario The New York Times la relación BDSM que mantiene con su nueva esposa, la escritora y educadora sexual Mollena Williams, y que según el propio Haas ha duplicado su productividad musical.

Para Bezreh, salidas del armario como ésta son un ejemplo "gratificante e inspirador". "La psicología y la psiquiatría nos han enseñado siempre que ignorar nuestros sentimientos y reprimir nuestros deseos sólo conduce al dolor", reflexiona LaMorgese. "La cultura y la comunidad BDSM celebran la autoexploración, la libertad de expresión y la aceptación".

lunes, 8 de agosto de 2016

domingo, 7 de agosto de 2016

BDSM Tradicional


Creo que el BDSM tradicional es aquel que ya está formado y comprobado que funciona bien por las experiencia aportadas por muchos, partamos de la base que el BDSM ya es denominado como una sub cultura.
Hagamos un poco de historia y profundicemos en algunos puntos, seguro que me voy por las ramas asi que disculpen de antemano jajaja
El término subcultura se usa en sociología, antropología y estudios culturales para definir a un grupo de personas con un conjunto distintivo de comportamientos y creencias que les diferencia dentro de la cultura dominante de la que forman parte.
La subcultura puede formarse a partir de la edad, grupo étnico o género de sus miembros. Las cualidades que determinan que una subcultura aparezca pueden ser estéticas, políticas, sexuales o una combinación de ellas. en nuestro caso seria el BDSM y de aquí saltamos a los comienzos.
Un poco de aburrida historia para algunos.

Robert Bienvenu, reputado conocedor de la temática y catedrático de sociología en la universidad de Indiana, Estados Unidos, expone una visión alternativa de la historia del BDSM, que él asienta sobre tres pilares: el fetichismo europeo de finales de los años 20, el estadounidense (desde 1934), y el movimiento leather a partir de los años 50.8
El término BDSM apareció por primera vez en abril de 1991, en torno al foro de noticias por Internet denominado alt.sex, como la yuxtaposición de dos abreviaturas contrapuestas, BD (bondage y dominación) y SM (sadomasoquismo), que en realidad se habían creado, precisamente, para distinguir el sadomasoquismo (que gozaba de una conocida mala imagen) de las "otras" aficiones. Paradójicamente, desde el momento en que se trata de unificar ambas corrientes es cuando la subcultura que las engloba empieza un desarrollo vertiginoso. Dado que BDSM es una palabra que abarca términos muy dispares, no es fácil dotarla de una historia más allá del comienzo de su uso como acrónimo, al margen del que corresponda a cada uno de sus componentes.
Como elemento globalizador, el BDSM tiene escasas décadas de vida y se inicia cuando diversas asociaciones de activistas homosexuales S/M deEE. UU. e Inglaterra tratan de crear un mismo espacio subcultural para actividades hasta ese momento bien distintas, como la dominación, elbondage, el fetichismo o el sadomasoquismo. Es la época de la Old Guard, mediados de la década de 1970, y su libro de cabecera es Leatherman's Handbook. Durante este periodo, el movimiento conserva su vinculación con el mundo homosexual masculino, sin abrirse a los espacios hetero o dehomosexualidad femenina y rechazando la idea de admitir a activistas switch (es decir, quienes se confesaban cómodos en ambos roles) entre sus filas. También rechazaban frontalmente la admisión de quienes quiera que considerasen las relaciones B/D y S/M como solo juego.5
No es hasta principios de los 80 cuando el movimiento BDSM comienza a englobar también a la cultura heterosexual y lésbica, siendo promotores de ese sustancial cambio grupos como el colectivo lésbico Samois y otros.6
A principios de los 90, empieza lo que hoy conocemos como el periodo de la New Guard (Guardia joven o nueva), que se caracteriza por la decidida apertura hacia el mundo heterosexual y de la homosexualidad femenina, la aceptación del fenómeno switch, la inclusión de elementos de sensibilidad interior (dominación psicológica, relaciones D/S sin inclusión de rasgos sadomasoquistas, etc.), la aceptación de quienes practicaban el sólo juego, y la participación activa de la mujer heterosexual en el asociacionismo BDSM.7
https://es.wikipedia.org/wiki/BDSM
En síntesis el BDSM arranca en los 50 con la Old Guard que era exclusivamente para hombre gay existían solo dos roles Dom sumi y y era Sadismo y masoquismo puro, creo ni si quiera era sumi sino esclavo, corríjanme si me equivoco,  a partir de los 70 se empiezan a ampliar los horizontes tratando de incluir  algunas practicas nuevas pero manteniendo las normas sobre roles y sexualidad, recién en los 80 logra una apertura de sus puerta admitiendo hombre heteros y mujeres hetero y les pero manteniendo todavía firme la tradición de sus comienzo en los roles, creo que ahí es donde mas se afianza la comunidad leather que existe actualmente y seria la descendencia mas pura de la Old Guard;  Llegados los 90 es la apertura e inclusión total ya sea en practica fetiches y sexualidades llamada New Guard y es la que está la actualidad existe.

Ahora, habiendo hecho este repaso histórico podemos decir que en todos los años que lleva de historia el BDSM hubo muchas de personas, sobre todo a partir de los 90, fueron dándole forma en base a experiencia vividas, pruebas y errores cometidos. creo que en el BDSM ya está todo inventado y quedan pequeñísimas cosas nuevas  por descubrir.
Nosotros, los actualmente llamados Sadosaurios, seríamos por así decirlo la herencia de esa New Guard que tomó lo de la Old Guard y lo potenció para no dejar nada afuera armando algo más filosófico con reglas para que las prácticas sean sanas (muchas son peligrosas y hasta mortales), rituales para ornamentar la lúdica con guías protocolares y estilos clásicos y formales, muchas ceremonias, algunas que son hermosas por el vinculo que llegan a formar con su compañer@ y las llevan a la práctica como un ritual, yo en mi caso hice la ceremonia de los anillos con mi esclava se las dejo en este link para que la vean. (aquí)

Existen infinidad de cosas que forman ese BDSM tradicional y que muchos defendemos, porque vemos que lamentablemente solo se ve la parte sexual del BDSM y no todo lo demás, al punto que ni siquiera se toman en cuenta las precauciones y es una lástima y un peligro, no existen varios BDSM ni nuevos BDSM hay uno solo BDSM entiéndanlo de una vez, creo que el problema surge en que solo toman lo sexual y que no está mal  pero no significa que hayan creado un nuevo BDSM eso es una realidad, el BDSM no nació después de 50 sombras y la escritora de 50 sombras no figura en el listado de escritores importantes o de los que aportaron algo importante al BDSM porque simplemente es un novela y esto es real, por eso las reglas, o el decir no se apuren tómense su tiempo para conocer bien a alguien antes de hacer algo, porque esos consejos que toman como cosas de viejos pelotudos son dados a nivel internacional por personas que vieron que algunos la pasaron re mal y hasta murieron en el intento, eso no es un invento personal del que se las dice para ser mala onda o pincharles el globo, muchas veces discutimos al pedo entre dos generaciones y no me refiero a edades específicamente sino a formas de pensar, uno aconseja no para imponer sino para ayudar o por lo menos es así en mi caso, hay muchísimas cosas para disfrutar de ese viejo BDSM como le dicen y muchísimas cosas para aprender de los Sadosaurios como algunos despectivamente les dicen y muchos de esos Sadosaurios acumularon info durante años y está a disposición de quien quiera recibirla, y eso es el BDSM tradicional transmitir todo los conocimientos adquiridos de una práctica que abarca cosas para muchos inimaginables, porque el BDSM no es solo dar un par de ordenes seguidas de un chirlo y sexo duro, como puse el principio el BDSM es una subcultura debido al alcance que tiene el mismo.
Disculpen lo extenso pero hay cosas que no se pueden resumir así nomás, primero debemos saber de donde se viene para saber en donde se está. 

Saludos CHRISTOPHER 

viernes, 5 de agosto de 2016

Como escoger tu primer anillo peneano (cockring)



Un anillo para pene (que raro se me hace llamarlo así, yo prefiero el término cockring) debe aumentar el tamaño de la erección sólo ligeramente. Si notas una hinchazón más pronunciada, entonces seguramente lo lleves demasiado apretado y pronto te vas a dar cuenta.

El cockring actúa disminuyendo el flujo de sangre en el tejido eréctil del pene, por lo que pone tu polla más dura. Y también ayuda a retrasar la eyaculación (lo que tu pareja agradecerá seguro), y mucha gente afirma que, cuando se corre, esa eyaculación es más intensa.

Luego, al quitártelo notas una sensación de alivio.

Hay que tener claro que el cockring no se usa exclusivamente en la relación sexual, sino que es también un adorno que puedes llevar puesto aunque no estés practicando sexo (en cuyo caso no debe apretar si quieres llevarlo mucho rato como adorno, y no para retener la sangre en tu polla). O también los llevamos porque nos gusta esa sensación de tener tu polla y huevos cogidos y acariciados. Y no olvidemos que, al llevar puesto un cockring, tu paquete sale hacia delante y parece un poco más grande 😉

Para colocarse un cockring se recomienda meterse primero un testículo y luego el otro, y por último el pene. Ayuda mucho el ponerle un poco de lubricante.

Básicamente hay dos grupos de cockrings: los fijos, y los ajustables. En el grupo de los ajustables voy a meter también los cockrings elásticos puesto que, a la hora de colocarlos, podemos variar su tamaño estirándolos.

Cockrings fijos

Los cockrings fijos más comunes suelen ser los de acero inoxidable, y existen en diferentes diámetros internos. Si nunca has usado uno, antes de comprarlo, debes conocer cual es el diámetro que necesitas, porque no debe ser ni demasiado holgado, ni excesivamente estrecho.

Para solucionar esta duda, que todos tenemos hasta que encontramos nuestra medida, tenemos el Cockring Test-Set. Es un pack que contiene cuatro extra-finos anillos de goma con cuatro diámetros: de 40, 45, 50 y 55 mm, para que compruebes cual es el tamaño que te ajusta mejor!

Los Cockrings fijos, o de acero, tienen algunas pegas, sobre todo cuando eres principiante: No te lo puedes quitar si estás empalmado.

Si te pones uno demasiado pequeño puede cortar cortar la circulación en el pene por completo. Piensa que la base del pene en estado flácido no mide lo mismo que cuando estás empalmado y llevando un cockring puesto.

Y la última (da igual que seas novato o no): pitan en los detectores de metales 😉

Cockrings ajustables elásticos

En general los ajustables son más fáciles de usar para principiantes ya que se puede regular el diámetro interno, y quitarlos es mucho más fácil.

Un gran clásico, que nunca pasará de moda, es el cockring de cuero, que se puede ajustar mediante broches metálicos o hebilla. Pero también hay modelos ajustables en otros materiales, uno de mis favoritos es el Perfect Fit Erection Ring (a la derecha de la imagen) con 13 posiciones de ajuste, y seguro con todos los lubricantes.

En cuanto a los cockrings elásticos, tenemos la variada gama de Oxballs, pionero en este tipo de juguetes, donde se pueden encontrar de todas las formas y colores imaginables.

Prácticamente todos estos cockrings elásticos son de talla única. Lo que facilita mucho tomar una decisión si no conoces tu talla de cockring.

Una pega de los elásticos es que pueden coger y tirar de los pelos, si llevas un buen matojo ahí abajo.
RECOMENDACIONES:
Si notas que un cockring te aprieta demasiado, bájate la erección y quítatelo de inmediato al primer signo de dolor, o si sientes frío en los genitales. Si es preciso piensa en Esperanza Aguirre para perder la erección, o date una ducha de agua fría, eso siempre ayuda.

No te lo dejes puesto toda la noche, ni duermas con el cockring.

En el caso de escoger un cockring de acero, compra sólo un cockring de acero inoxidable, y no de otros metales. Para otros metales, asegúrate antes de no tener alergias.

Según la Wikipedia, los anillos para el pene no deben ser usados sin consentimiento médico en el caso de pacientes con problemas cardíacos o que toman alguna medicación especial para diluir la sangre. En cambio, en el caso de personas con diabetes, no es raro que el médico recomiende el uso de este tipo de accesorios para ayudar a fortalecer la erección.

miércoles, 3 de agosto de 2016

5 enfermedades provocadas por el uso de juguetes sexuales hechos con impresora 3D.


De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS). existen 30 bacterias, virus y parásitos que causan las infecciones de transmisión sexual, pero, ¿sabías que algunas ETS se pueden contagiar por el uso de juguetes sexuales 3D?

Actualmente existe una impresora con la que puedes obtener tu propio juguete sexual personalizado, sin embargo, se debe tener mucho cuidado de usarlo inmediatamente, ya que adquieren gérmenes que causan daños en tu cuerpo.

Tom Nardone, fundador de MakerLove.com, señala que al imprimir un juguete, la impresora lo crea capa por capa y si no se realiza de forma adecuada el proceso, quedan algunas imperfecciones donde se acumulan bacterias y fluidos corporales. 

Cuando un juguete sexual no queda completamente liso y tiene orificios, es muy difícil limpiarlo y desinfectarlo, ya que las bacterias quedan en estos orificios, por lo que se facilita el desarrollo de las siguiente enfermedades

1. Vaginosis bacteriana
2. Cistitis
3. Clamidia
4. Sífilis
5. Herpes

Además, si deseas que tu práctica sexual sea más confiable y no tengas que preocuparte por nada, utiliza un condón cada vez que utilices un juguete sexual producto de esta impresora.

lunes, 1 de agosto de 2016

Limpia tus juguetes sexuales



Se deben limpiar los juguetes sexuales incluso si no vas a compartirlos, no sólo por razones de higiene básicas, sino también para prevenir que una ITS en una parte del cuerpo se propague a otras partes.

También es importante no transferir las heces del recto a la boca, o la vagina, mediante el uso de un juguete sexual que ha estado primero en tu culo, ya que esto puede dar lugar a infecciones. Esto es especialmente importante en el caso de transexuales que hayan tenido una cirugía reciente para crear una vagina y están utilizando un vibrador o dilatador como parte del proceso de curación.

Hay limpiadores médicos que no provocan irritación de la piel (pero no es aconsejable que entren en contacto con vagina, ano o boca). Pero tampoco queremos que estropeen nuestros juguetes sexuales. Lo primero es conocer el material del juguete y saber que productos de limpieza admite.

Asegúrate de que cualquier juguete que haya entrado en contacto con el semen, sangre o heces, o cualquier cosa que haya estado en el interior de una persona, se limpia adecuadamente. El VIH es muy dificil de pillar, simplemente hay que evitar el contacto semen/sangre o sangre/sangre.

Necesitarás estas cosas para limpiar tus juguetes:

Jabón y agua caliente.

Una parte de lejía y nueve partes de agua (Nota: la lejía no mata el herpes inmediatamente; cualquier superficie requiere por lo menos de diez minutos de la exposición a la lejía para volver inactivo el herpes).

La solución de peróxido de hidrógeno al 10% (mata el herpes).

Después de limpiarlo, enjuaga bien con agua limpia para elimar todo rastro de lejía o jabón del juguete.

Los juguetes de cuero son un poco diferentes, no hay manera de esterilizar el cuero, pero se puede limpiar. Si usas un juguete de cuero (como un látigo, fusta, o consolador de cuero), aprende cómo tiene que limpiarse.

Si conoces el material de tus juguetes sexuales y sus propiedades podrás determinar la mejor manera de limpiarlos y cuánto puede reducir el riesgo. Por ejemplo, recuerda que los juguetes de silicona son más caros, pero son aptos para limpiar en el lavavajillas. Debes hacer caso de las recomendaciones y seguir las instrucciones del fabricante. Por último, ten en cuenta que muchos juguetes sexuales que se venden como novedades no se ajustan a ninguna especificación sanitaria.

Aprovéchate de que hay mucha información. No tengas vergüenza de preguntar a tu médico, busca y lee cualquiera de las muchas guías para sexo seguro que hay editadas.

El virus VIH tiene una característica singular: es frágil y sensible. No presenta resistencia alguna al medio ambiente. No se propaga ni sobrevive en el aire, el agua, la tierra, ni sobre objetos inertes.

Por el contrario, el virus VIH se destruye fácilmente en el calor mantenido 30 minutos a una temperatura de 56°; con el agua oxigenada, la lejía pura o diluida, el agua hirviendo (100°), y el alcohol corriente (40° ó más concentrado).

Las radiaciones ultravioletas, los rayos X y las radiaciones Gamma no pueden destruir al virus del VIH.

sábado, 30 de julio de 2016

Momificación



Con esta práctica lo que se suele buscar es una privación total de los sentidos, y una inmovilidad total. El cuerpo entero se envuelve como si fuera una momia (de ahí su nombre) y se suele colocar sobre una superficie generalmente plana. Como siempre, para evitar riesgos innecesarios, y que la experiencia sea satisfactoria, es conveniente saber qué es lo que se hace.

A la persona momificada se le priva de varios sentidos, del gusto, del tacto, del oído, de la vista, aislándolo así de estímulos exteriores. Sólo le queda el sonido de su propia respiración, lo que le hace experimentar un sentimiento de vacío en el que pierde la conciencia del tiempo y le obliga a concentrarse en todo lo que siente.

La privación sensorial (restricción total o parcial de estímulos de uno o más de los sentidos) ha sido usada en tratamientos de medicina alternativa y también como método de tortura y castigo. Por ejemplo, la terapia de flotación es un tratamiento que utiliza la privación sensorial, dentro de un tanque o sala de flotación, para actuar como alivio del dolor y la eliminación del estrés fomentando además el pensamiento “con ambos hemisferios del cerebro”. Pero si bien un período corto de privación sensorial puede relajar, la privación prolongada en el tiempo de experiencias sensoriales puede provocar ansiedad o depresión entre otros síntomas.

Una momificación, libremente aceptada, es otro asunto. Una vez asumida la impotencia de la situación, y mientras no te entre el pánico, la sensación de vacío es liberadora porque el tiempo desaparece y todo se vuelve lento y relajado; te ayuda concentrarte en tus pensamientos estando obligado a centrarte en ti mismo.

Para conseguir una mayor privación sensorial en los oídos se pueden usar tapones para anular este sentido. Los ojos, por descontado, se tapan para privar al sumiso del sentido de la vista. Para aumentar la sensación de aislamiento, los brazos y piernas se pueden envolver por separado, de esa manera ni siquiera hay roce de piel entre las piernas o entre un brazo y el cuerpo.

Se puede acordar de antemano el tiempo que va a durar la momificación. Esto es algo que depende de los participantes, de su experiencia previa, etc. En principiantes es aconsejable que la persona momificada tenga la boca libre por si necesita pedir algo o le entra el pánico.

Como momificar

Aunque hay muchas maneras de momificar, la más habitual es envolver al sumiso con plástico de envolver alimentos. La ventaja de este método es que es más sencillo y además barato. El plástico más común es totalmente transparente y permite cierta visibilidad del cuerpo del sumiso, pero también los hay de colores traslucidos. También se pueden utilizar vendajes de paño o látex unidos mediante cinta adhesiva.

Las llamadas “camas de látex” son otra forma de momificación. Son como unos sacos de látex donde se hace el vacío del aire (parecido a las bolsas de embalar alimentos al vacío) de forma que el cuerpo queda totalmente inmovilizado sin necesidad de nudos, cintas o hebillas y mediante un tubo tiene permitida la respiración.

El plástico de envolver se suele usar en combinación con cinta adhesiva. Se empieza vendando los ojos para asegurarnos que el momificado no pueda ver. Es conveniente dejar la nariz y la boca libres para una correcta respiración (sobre todo en principiantes); aunque mucha gente deja sólo la nariz libre y tapa la boca para evitar sonidos. Es muy importante comprobar bien que los orificios nasales están bien abiertos y que no hay ningún problema de respiración, así como también que los orificios nasales y la tráquea no se sientan bloqueados ya que ésto puede provocar sensaciones de asfixia.

Es más fácil envolver a alguien con la ayuda de otra persona que sujete al momificado en posición vertical mientras lo envuelves, y que luego te ayude a colocarlo y ponerlo horizontal una vez has terminado. Se recomienda hablar al momificado a medida que lo envuelves para tranquilizarlo, sobre todo si es la primera vez, ya que es probable que se asuste de las sensaciones que tiene.

Aunque el proceso se haga más largo, es bueno empezar envolviendo brazos, manos, piernas y torso por separado, porque de esta manera se consigue mayor sensación de aislamiento. Además la inmovilidad aumenta porque el plástico se adhiere entre sí al estar en contacto.
Después se pasa a envolver los hombros y el torso en dirección hacia los pies.

En cuanto a los brazos hay dos maneras de colocarlos, o bien ambos brazos pegados a los laterales del cuerpo y paralelos a éste, o con los brazos cruzados sobre el pecho en forma de aspa (X). Cualquier otra posición no es aconsejable. Nunca se debe momificar a alguien, por ejemplo, con los brazos a la espalda.

Luego se envuelve la cabeza asegurándonos de que los orificios nasales quedan bien abiertos y hay una correcta respiración. También es frecuente dejar los genitales al aire para tener acceso a ellos.

Por último, el plástico de envolver puede reforzarse con cinta adhesiva (suele usarse sobre todo en rodillas o brazos).

La momificación es un proceso que requiere tiempo y hay que disfrutar del acto en sí mismo. No debe hacerse con prisa.

La vuelta a la realidad

Cuando recuperas algunos sentidos, después de haber estado privado de ellos, puede suponer necesitar un tiempo para acostumbrarse. De repente los sentidos que “despiertan” se magnifican, y es por ello que conviene darle tiempo al sumiso para que se aclimate poco a poco y la vuelta a la realidad no sea un cambio demasiado brusco.

Durante la momificación se suda mucho y es más que probable que al liberarlo del plástico el sumiso sienta frío, por eso se aconseja tener algo a mano para taparlo.

Precauciones

Tener a mano unas tijeras de punta roma por si hay que cortar rápidamente para liberar al momificado.

Es conveniente dejar la nariz y la boca libres para una correcta respiración; aunque mucha gente deja sólo la nariz libre y tapa la boca para evitar sonidos.

Comprobar que los orificios nasales están bien abiertos y que no hay ningún problema de respiración.

Si va a estar mucho tiempo momificado hay que darle agua a menudo porque se puede deshidratar fácilmente, ya que sudará mucho.

Abstenerse de momificar en días de mucho calor. Dentro del plástico se pueden alcanzar altas temperaturas.

Si el momificado entra en un estado de pánico, tranquilízalo mientras le destapas rápidamente los ojos y hazle contar lentamente del 10 al 1. Esto le hará concentrarse en los números y salir del “shock” inicial y recobrar un poco de tranquilidad mientras le liberas.

Ten a mano algo para envolverlo cuando lo liberes del plástico porque sentirá frío, y porque le ayudará a que la vuelta a la realidad sea más placentera.

Suele recomendarse no dejar envuelto al momificado (si es novato) más de 15 minutos. Ten en cuenta que el tiempo pasa muy lento mientras estás momificado. Con la experiencia cada cual irá encontrando su tiempo.

Colocar cierto tipo de acolchado (toalla o algodón) entre las rodillas y los tobillos puede evitar molestias en esta zona al momificado.

Por supuesto no dejes nunca sola a una persona momificada.

jueves, 28 de julio de 2016

Guia basica de seguridad con las cuerdas


   
En KinbakuMania Dojo venimos entregando este tríptico de seguridad básica con las cuerdas tanto en los workshops como en las clases de Dojo. Nos pareció importante difundir este material abiertamente para contribuir a la concientización sobre los riesgos que pueden acarrear las ataduras y como evitar que se produzcan e interpretar los síntomas a tiempo para prevenir lesiones.
Como siempre decimos la seguridad en las ataduras depende de una buena comunicación entre atador y atado y del sentido común para aplicar estos conceptos que aconsejamos de manera sensata. Las situaciones de riesgo pueden resultar no sólo por una actitud negligente del atador sino también por una actitud imprudente por parte del modelo que gusta de empujar los límites de su propio físico al jugar al escapismo con las ataduras. Si bien el atador pudo haber aplicado una buena técnica y tenido en cuenta todos los recaudos de seguridad necesarios, el desafío que algunos modelos puedan hacer de la flexibilidad de su cuerpo y de las cuerdas implica para los atadores de niveles más bajos la tentación consecuente de aplicar más tensión en las ataduras. Esto conlleva un riesgo innecesario de lesiones.
Ante cualquier lesión recomiendo dejar de lado los remedios caseros e ir a consultar algún medico especialista. Las lesiones suelen ser acumulativas así que si presentamos algún síntoma descrito en el folleto  no dejen de comunicárselo de inmediato a su atador y acudir a una consulta médica. No es aconsejable volver a practicar ataduras de ningún tipo hasta que el cuerpo sane en su totalidad.
Aquí les dejamos el archivo ZIP del tríptico que armamos en alta resolución para que lo descarguen e impriman.  Lo hemos pensado en un tamaño de una hoja A4 plegada, ideal para acompañar las cuerdas adujadas, para que de esta forma pueda ser práctico para llevarlo a todos lados junto con tus cuerdas.